91 807 99 11
Dental

¿Cepillo manual o cepillo eléctrico?

Esta es una de las preguntas más frecuentes sobre nuestros hábitos de higiene dental: ¿es preferible utilizar un cepillo manual o un cepillo eléctrico?

¿Cepillo manual o cepillo eléctrico?

Todo dependerá de nuestras necesidades y características personales pero, en términos generales, son igual de eficaces siempre que se sigan las recomendaciones básicas para mantener una buena higiene dental.

A continuación te explicamos las ventajas y desventajas principales del cepillo manual y el cepillo eléctrico para ayudarte en tu elección:

  • Cepillo manual:

    es la opción más económica, es más fácil de transportar al ser más ligero y, además, no necesita recargarse. Eso sí, en el caso de que te decantes por esta opción te recomendamos seguir las instrucciones de tu dentista para realizar la técnica de cepillado más adecuada para ti. Por otro lado, una de las desventajas del cepillo manual es que la mayoría de personas se cansan antes de llegar a los 2 minutos de cepillado recomendados.
  • Cepillo eléctrico:

    su ventaja principal es que no requiere un conocimiento en profundidad de las mejores técnicas de cepillado, gracias a sus accesorios y diferentes velocidades consigue llegar a las zonas más difíciles sin esfuerzo. Además, actualmente existen algunos cepillos eléctricos que incluso cuentan con un temporizador para que realices el cepillado durante el tiempo recomendado, o incluso te avisan con una señal luminosa en el caso de que estés realizando una presión excesiva sobre tus dientes y encías. Como desventaja, resulta la opción más pesada para poder llevarlo en el bolso o de viaje y debemos contar con que pueda quedarse sin batería.

Para personas con algún tipo de dificultad física o mental, los especialistas recomiendan utilizar el cepillo eléctrico para asegurar que ellos mismos puedan cepillarse de manera adecuada. En cambio, para niños menores de 3 años se aconseja que sean los padres los que se encarguen de realizar el cepillado con un cepillo manual. Una vez superada esta edad, los niños pueden empezar a cuidar ellos mismos de su higiene dental, tanto con un cepillo manual como con un cepillo eléctrico específico para niños.

Es importante tener presente, por lo tanto, que el cepillo manual y el eléctrico cumplen de la misma manera con su objetivo de mantener nuestros dientes sanos, reduciendo la placa bacteriana que origina problemas como la gingivitis o la caries. La elección de uno u otro dependerá de las necesidades y el estado de salud dental de cada persona.