91 807 99 11
Dental

Salud dental y tercera edad

Aunque pueda parecernos mentira, hoy en día es posible llegar a la tercera edad con nuestros dientes originales. Existen grandes conocimientos en la materia, así como importantes avances tecnológicos que permiten conservar las piezas dentales durante muchos años, o incluso toda la vida, pero para conseguirlo es clave la prevención en salud bucodental, seguir los consejos de tu odontólogo de confianza y realizar las revisiones periódicas en cualquiera de los dentistas de Vivaz.

Salud dental y tercera edad

Con el paso de los años, la salud suele verse resentida y, en consecuencia, puede haber afectaciones a nivel dental:

  • Es habitual que las personas mayores tengan que seguir alguna rutina de medicamentos y, estos, pueden tener incidencia en nuestra salud dental. Esto puede deberse a que, es frecuente que una persona de cierta edad padezca alguna enfermedad como la diabetes, una patología cardiaca, etc.
  • Existen ciertas patologías que ocasionan una disminución en la salivación y esto juega claramente para mantener una correcta salud dental, ya que la saliva es el protector natural contra las caries. Además, es normal que haya una mayor sequedad en la boca, pero este trastorno puede mejorar si seguimos los consejos de los facultativos.
  • Las caries y el desgaste pueden ser más frecuentes en edad avanzada debido al deterioro natural de la edad y calidad de nuestro organismo. Pero siguiendo los consejos de cómo cepillarse con una pasta de dientes con flúor, utilizar el hilo dental diariamente y visitar al dentista con regularidad, se puede controlar.
  • La sensibilidad dental también puede acentuarse, pero existen productos que permitirán paliar la sensación de sensibilidad y poder llevar una vida normal.
  • La enfermedad de las encías o periodontitis puede aflorar porque la limpieza diaria no sea tan efectiva a que la destreza motora de una persona de la tercera edad no es tan precisa.

En definitiva, tener una buena salud bucodental en la tercera edad es fundamental para no agravar el estado sistémico del organismo y también para tener una buena calidad de vida. Es fácil conseguirlo siguiendo los consejos y acudiendo a revisión dental de manera regular.