902 15 16 17
Ejercicio

¿Qué hacer si tenemos agujetas? Falsos mitos

Seguramente estar en forma o hacer deporte se encuentra en tu ‘top ten’ de deseos para este año. Después de lograr vencer la pereza y comenzar a realizar una nueva actividad, el problema llega cuando sientes un dolor muscular denominado científicamente como ‘mialgia diferida’, que en nuestro vocabulario habitual vienen a ser las odiadas agujetas.

¿Qué hacer si tenemos agujetas? Desterrando falsos mitos

Pero ¿qué son exactamente? Se trata de un dolor intenso en una zona localizada del cuerpo, como consecuencia del daño de los músculos tras haber realizado un ejercicio al que el cuerpo no está habituado.

Algunos consejos para prevenirlas:

  • Comenzar con el ejercicio paulatinamente. No merece la pena pegarse una paliza el primer día y no poder ni caminar el segundo. La rutina tiene que empezar poco a poco y es mucho más saludable ir acostumbrando al cuerpo, esforzándonos cada día un poco más, pero sin cambios bruscos de actividad.
  • Distribuye los días para hacer deporte a lo largo de la semana. Así, el cuerpo podrá descansar y tomarse un respiro, lo mejor es practicarlo dos o tres veces por semana. Si quieres hacer una ‘operación bikini’ intensa, complementa tus ejercicios en los días de descanso con paseos.
  • Estira después del ejercicio. Se trata de la rutina más importante de cualquier deportista: estirar los músculos y calentar antes y después de hacer ejercicio es la forma más eficaz de evitar malas experiencias.
  • Bebe líquidos antes, durante y después del ejercicio, pero siempre de forma moderada. También estamos acostumbrado a beber agua cuando nuestro cuerpo lo pide, si tu periodo de ejercicio es corto, lo mejor es que esperes a terminar de hacer deporte para injerirlo, si no sufrirás molestias y el famoso ‘flato’.

Y, siempre, recuerda que cualquier ‘receta mágica’ que te aconsejen no tiene ningún sentido para luchar contra las agujetas. El mejor remedio es conocer tus límites físicos y organizar tus entrenamientos. Cuando empezamos a hacer ejercicio después de mucho tiempo en plan sedentario es normal que notemos las consecuencias del deporte, si no fuera así, algo estaríamos haciendo mal.