902 15 16 17
Ejercicio

Aprende a patinar y haz deporte sobre ruedas

Si te aburre caminar, no te gusta estar encerrado en un gimnasio, nunca te ha gustado correr o estás cansado de montar en bicicleta, te proponemos una alternativa para hacer ejercicio al aire libre: patinar. Esta actividad, cada vez más de moda, te permite realizar ejercicio físico, sin una elevada intensidad como en otros deportes, a la vez que quemar calorías y fortalecer tu cuerpo. ¿Cuáles son los beneficios que aporta el patinaje?

Aprende a patinar y haz deporte sobre ruedas - Vivaz Seguros
  • Tonifica tus músculos: Para patinar tienes que impulsarte con las piernas, por lo que fortaleces los glúteos, cuádriceps y abductores. Además, también ejercitas los músculos de la zona abdominal, que te permiten mantener la espalda recta para no perder el equilibrio. Si lo deseas, puedes usar muñequeras con peso para tonificar los brazos.
  • Entrena la resistencia: El patinaje es un ejercicio aeróbico que mejora tu capacidad respiratoria y cardiovascular. Además, favorece la pérdida de peso, pues al patinar a una intensidad moderada puedes quemar hasta 300 calorías en media hora.
  • Mejora el equilibrio: Mantenerte de pie sobre ruedas conlleva un control absoluto de la coordinación de tu cuerpo, por lo que el patinaje es uno de los deportes que más contribuye a mejorar el equilibro. Se trata de un hándicap a superar en las primeras sesiones, pero que no se resiste a la práctica, más si cuentas con ayuda de un profesional con experiencia.

Aprende a hacer ejercicio rodando

No olvides usar casco y equiparte con protecciones en las rodillas, los codos y las muñecas, sobre todo si no te has puesto jamás encima de unos patines. Un truco para empezar con buen pie es inclinar un poco el pecho hacia delante para no perder el equilibrio. Recuerda que sobre todo debes realizar los movimientos con confianza y evitar giros bruscos que te desestabilicen.

Una vez que consigas avanzar con fluidez, podrás lanzarte a hacer giros completos y movimientos más complejos. Entonces, habrás alcanzado un buen control del equilibrio.

Si le coges gusto, patinar puede convertirse en toda una experiencia para disfrutar en familia. ¡Diviértete rodando al aire libre!