902 15 16 17
Ejercicio

Crea tu gimnasio en casa con objetos del hogar

¿Una forma barata de practicar gimnasia sin salir de casa? Usa objetos del hogar para hacer ejercicios muy sencillos y tonificar tu cuerpo. Si las utilizas correctamente, una escoba, una silla o una toalla pueden sustituir perfectamente a las máquinas del gimnasio. Una opción alternativa para ahorrar tiempo y dinero poniendo en práctica algunas de las actividades que te proponemos a continuación.

Crea tu gimnasio en casa con objetos del hogar - Vivaz Seguros

Si lo piensas, a tu alrededor hay muchos objetos de uso cotidiano que puedes cargar para entrenar bíceps, tríceps y hombros: botellas llenas de agua o arena, cajas de zumo o leche, libros o paquetes de arroz, harina… Lo ideal es que pesen, al menos, un kilo.

Para realizar flexiones de brazos, puedes usar un escalón o un taburete bajo en el que apoyar los brazos, o las piernas si quieres hacerlas al revés. Pero si lo que persigues es tonificar los antebrazos, recurre a un ejercicio tan sencillo como sujetar una toalla por los extremos, con los brazos extendidos en cruz para liarla y desliarla a la vez que la tensas.

Y, ¿los ejercicios de hombros? Seguro que en casa tienes una barra. Es decir, el palo de una escoba. Sujétalo por detrás de tu espalda, sobre los hombros, y realiza repeticiones llevando cada extremo de la escoba al lado contrario.

Para ejercitar el abdomen, te proponemos otro ejercicio muy sencillo: Túmbate en el suelo y usa un banco o una silla para apoyar las piernas en alto y así elevar el tronco hasta las rodillas. Además, también puedes realizar los típicos ejercicios de elevaciones de tronco o piernas tumbado en una toalla o una alfombra que tengas en casa.

Los objetos que te proponemos intensifican el esfuerzo y permiten que puedas practicar una mayor variedad de ejercicios, además de los que se basan en tu propio peso, como los burpees, las sentadillas o las zancadas.

¿Cómo empezar? Recuerda que el número de series y el tiempo de descanso deben adaptarse a tu capacidad física, por lo que no te pases en las primeras sesiones y ve aumentado de intensidad con el paso de las semanas.

Alternativas sencillas y económicas para que puedas ponerte en forma sin utilizar pesas ni máquinas de fitness y sin moverte de casa. ¡Ponle ganas e imaginación, y convierte tu hogar en un gimnasio!