902 15 16 17
Ejercicio

¿Puedo hacer deporte si me han operado el menisco?

La rotura de menisco puede producirse al practicar deporte, por un mal giro al caminar o si sufres problemas de rodilla con el paso de la edad. A no ser que el desagarro sea muy pequeño, suele ser necesario pasar por el quirófano. Y, después, ¿qué? Si estás deseando volver a hacer ejercicio, sigue estos consejos que te ayudarán a acelerar la rehabilitación:

¿Puedo hacer deporte si me han operado el menisco? - Vivaz Seguros

Ten en cuenta el tipo de cirugía a la que te has sometido

La artroscopia es la intervención más habitual para reparar el menisco. Sólo requiere de dos o tres incisiones en los laterales de la rodilla, por lo que el alta hospitalaria suele ser a las 24 horas. En este caso, la recuperación también es rápida: entre uno y dos meses.

Si además del menisco tienes afectados otros ligamentos o el hueso, la intervención es más compleja y los plazos para volver a hacer deporte se alargarían más allá de los dos meses.

Respeta el período de reposo

Tras la artroscopia, puedes apoyar el pie desde el primer día. Eso sí, ten en cuenta que se suele recomendar una semana de reposo relativo. Muévete con precaución. Puedes levantarte, andar por casa y salir a pasear durante períodos cortos.

Para recuperarte de una operación más compleja, consulta al fisioterapeuta de tu seguro de salud Vivaz, quien te programará unos plazos de recuperación acordes a tu lesión.

Algunos ejercicios para recuperarte poco a poco

Elevación de pierna: Túmbate boca arriba y, eleva la pierna recta manteniendo la posición alta durante 5 segundos. Repite el movimiento 10 veces.

  • Contracción de cuádriceps: En posición tumbada boca abajo, colócate una toalla debajo del tobillo y haz presión sobre ella durante cinco segundos en diez repeticiones.
  • Balanceo de pierna: De pie, apóyate en alguna superficie y eleva suavemente la pierna recta hacia delante. Vuelve a la posición inicial y repite le movimiento 10 veces.

Estos ejercicios te ayudarán a fortalecer la rodilla y los músculos de la pierna para recuperar la movilidad cuanto antes. No olvides aumentar la intensidad poco a poco y combinarlos con paseos cada vez más largos.

¡Respeta los tiempos de recuperación y vuelve a hacer deporte cuanto antes!