Para vivir más y mejor llevar una vida saludable es fundamental.

Cuidar de ti y de los tuyos siguiendo estas recomendaciones tendrá un impacto muy positivo en salud.

Ejercicios con pelota, la moda del fitball

Ejercicios con pelota, la moda del fitball

Cada vez hay menos excusas para hacer ejercicio en sólo unos minutos y sin salir de casa. Una simple bola gigante llamada fitball es el complemento perfecto para practicar deporte y mantener la línea. Además, aporta grandes beneficios al potenciar el equilibro y la flexibilidad.

Los balones gigantes se empezaron a utilizar como herramienta para actividades de rehabilitación, después se fueron incorporando a los gimnasios y ahora hay empresas que incluso han sustituido las sillas en sus oficinas por bolas gigantes para cuidar la espalda de sus empleados.

¿Qué ejercicios se pueden realizar con un fitball?

  • Abdominales:

    Tumbado con la espalda apoyada sobre la pelota a la altura de los lumbares y las rodillas flexionadas 90º, eleva el tronco haciendo repeticiones. Además de trabajar los abdominales, mejorarás el equilibrio.
  • Flexión de piernas invertida:

    De cara al suelo, con los pies apoyados sobre la pelota y los brazos rectos, estira y recoge las piernas haciendo flexiones de rodilla. De esta manera, activas y ejercitas el core (zona abdominal, parte baja de la espalda, suelo pélvico y glúteos)
  • Planchas con fitball:

    Con las rodillas apoyadas en el suelo, frente al fitball, mantén la espalda recta y los codos apoyados sobre la pelota. Rodando la bola hacia delante y hacia atrás, fortaleces los abdominales y la musculatura lumbar.
  • Plancha estática:

    Manteniendo el cuerpo recto de cara al suelo, apoya los pies sobre la pelota, mantén los brazos rectos y aguanta unos 30 segundos. Este ejercicio combina el equilibrio con el fortalecimiento de la musculatura del core.
  • Elevación de piernas:

    Tumbado hacia arriba con los brazos extendidos sobre el suelo, coloca los talones sobre la pelota e intenta controlar el equilibrio con una pierna, mientras elevas la otra manteniéndola recta tanto como puedas. De esta forma, entrenas los músculos del core y los lumbares en un mismo ejercicio.

El fitball potencia el control del equilibrio, fortalece los músculos del core y los que rodean a la columna vertebral. De esta forma, en un solo entrenamiento se puede mejorar la coordinación, la flexibilidad, la resistencia y la fuerza.