902 15 16 17
Familia

Eyaculación precoz

Se considera que un hombre sufre eyaculación precoz si tarda menos de dos minutos en eyacular. Esta disfunción sexual puede presentar causas físicas o psicológicas, según el caso, y se puede prevenir realizando ejercicios de autocontrol. Aunque la palabra eyaculación sea sinónimo de placer, no siempre esconde ese significado y, en ocasiones, puede dar lugar a complicaciones, tanto para el hombre como para su pareja.

Eyaculación precoz

¿Por qué se produce la eyaculación precoz?

  • Alcohol, tabaco y drogas: El consumo de sustancias que alteran el funcionamiento normal del organismo afecta también al control de la eyaculación.
  • Estrés: La inseguridad tras haber sufrido episodios de eyaculación precoz previos o los problemas personales aumentan el estrés y pueden generar un círculo vicioso de relaciones sexuales insatisfactorias.
  • Dieta poco saludable: Llevar una alimentación con alto contenido en grasas, azúcares e hidratos de carbono afecta al rendimiento del organismo y, por lo tanto, a la capacidad sexual. Una dieta rica y variada es una opción indiscutible para aumentar el rendimiento sexual.
  • Estado físico: La insuficiente capacidad cardiopulmonar o la escasa tonificación de los músculos de la pelvis afecta al rendimiento del hombre en la cama.

Ejercicios para controlar la eyaculación

Para prevenir la eyaculación precoz, se pueden realizar actividades físicas para mejorar la capacidad sexual. Los ejercicios de Kegel facilitan el control de la eyaculación, gracias a la tonificación del suelo pélvico. Además, entrenar el control de la respiración reduce el pulso, que también influye en el retraso del momento de éxtasis del hombre.

El control mental también es muy importante. Pensar en situaciones que relajan o practicar yoga son buenas prácticas para controlar la ansiedad y no entrar en pánico en el momento en que se acerca el orgasmo.

La eyaculación precoz es la disfunción sexual más común entre los hombres, y es que, según la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (ASESA), el 43% de los hombres ha sufrido eyaculación precoz en algún momento de su vida. Sin embargo, la mayoría de los afectados no acude a pedir consejo médico: el 85% de ellos, según ASESA. Reconocer el problema es el primer paso para lograr una solución, iniciar la recuperación y conseguir unas relaciones sexuales satisfactorias.