902 15 16 17
Familia

Mitos del embarazo para la salud de la futura mamá

¿Qué ocurre al anunciar que vais a ser padres? Las felicitaciones dan paso a anécdotas, averiguaciones sobre el sexo del bebé y consejos para la salud de la mujer. ¿Reales? Para evitar teorías sin base científica, desterramos algunos mitos habituales de la gestación:

Mitos del embarazo para la salud de la futura mamá

1-Embarazada come por dos: Idea muy extendida a nivel popular, que puede llevar a una recuperación más lenta de la futura mamá. La recomendación es cinco comidas al día con una dieta equilibrada, sana y variada.

2-Un antojo sin satisfacer provocará marcas de nacimiento en el bebé Muchos recién nacidos tienen en la piel pequeñas manchitas, que popularmente se asocian con un antojo de la madre. La realidad es que muchas de estas desaparecen pasado un tiempo.

3-¿Niño o niña?: Tripa en pico es masculina; con una forma más redondeada, femenina. Falso. El perfil del vientre lo define la pelvis, el tono muscular y uterino de la embarazada y la postura que adopte el bebé. Para salir de dudas y estar seguros del sexo, mejor una ecografía.

4-Ardor sinónimo de mucho pelo: La acidez estomacal es una molestia muy común durante la gestación, pero nada tiene que ver con la cantidad de pelo del bebé.

5-Herencia: ‘Si el parto de tu madre fue complicado, el tuyo también lo será’. La dificultad del parto siempre está determinada por el peso y posición del bebe o el estilo de vida de la madre.

6-Ausencia de relaciones sexuales para no dañar al bebé: Al contrario de lo que se piensa, pueden tener ventajas al aliviar tensiones, tranquilizando por ende al bebé.

7-No al ejercicio físico: Todo lo contrario. Realizar actividades deportivas moderadas es recomendable para el parto y la posterior recuperación.

8-Conservar el cordón umbilical para combatir futuras patologías: Sirve para tratar muchas enfermedades, pero no todas; solo las relacionadas con la sangre.

9-¿Ducha o baño?Muchas embarazas optan por ducharse para evitar que el agua entre en el útero, pese a ese mito, no existe ningún peligro al estar cerrado por el tapón mucoso, que comienza a debilitarse en el último ciclo de gestación; cuando sí es recomendable la ducha.

10. Las embarazadas no pueden teñirse el pelo: Lo cierto es que deben prescindir de los que contengan acetato de plomo, amoniaco u otros derivados del petróleo, pero nada más allá.