902 15 16 17
Familia

Los peligros de eliminar tatuajes con láser

¿Cansado de ese tatuaje? El láser ofrece una solución atractiva para todas esas personas que deciden eliminarlos porque se han cansado del recuerdo que en algún momento se hicieron ‘para toda la vida’. No todo es tan bonito como lo pintan, piénsatelo bien a la hora de hacerte un tatuaje, no te lances a lo loco y considera los peligros de borrarlos con láser:

Los peligros de eliminar tatuajes con láser - Vivaz Seguros
  • Cuidado con las pieles oscuras. Si eres moreno, tendrás que someterte a más sesiones y es más probable que sufras quemaduras en la piel. ¿El motivo? La pigmentación oscura tiene una alta capacidad de absorción, por lo que la incidencia del láser siempre es mayor.
  • ¿De qué color es tu tatuaje? Hay colores que presentan mayor resistencia al láser, hasta el punto de que es difícil eliminarlos totalmente. La tinta negra y azul oscuro es la más fácil de borrar, mientras que la amarilla y la azul claro son las más resistentes. A más sesiones, más peligro para tu piel.
  • ¿Quién te hizo el tatuaje? Los tatuadores profesionales emplean tinta de alta calidad, duradera y, por lo tanto, más resistente al láser. El borrado de este tipo de tatuajes puede superar incluso las diez sesiones.
  • Características del tatuaje. Los grabados en capas profundas de la piel son más complicados, más aún si los trazos son gruesos. El paso de tiempo también influye, ya que con los años la tinta penetra cada vez más lo que alarga el proceso de borrado con láser y aumentan los riesgos del tratamiento.
  • No todas las partes del cuerpo reaccionan igual. La producción de las células encargadas de destruir los cuerpos extraños se concentra en determinadas zonas del cuerpo como el cuello, las axilas o las ingles. Si tu tatuaje está lejos de estas partes, por ejemplo, en la muñeca o el tobillo, ten en cuenta que los peligros son mayores.

Si optas por el láser para eliminar tu tatuaje, no olvides aplicar un tratamiento que alivie el enrojecimiento y la hinchazón de la zona afectada tras cada sesión. Emplea la crema antiinflamatoria que te recomiende tu especialista, evita la exposición solar y descarta realizar actividades que te hagan sudar. Y recuerda, ¡los tratamientos de láser son peligrosos si no tomas precauciones!