902 15 16 17
Familia

¿Cuáles son los síntomas de la menopausia?

Menopausia es sinónimo de desaparición de la menstruación. Una etapa complicada en la que las mujeres sufren numerosos cambios físicos y psicológicos al dejar de ser fértiles. Sin embargo, se trata de un proceso fisiológico natural, no de una enfermedad, que suele aparecer alrededor de los 50 años, aunque es variable en función de cada persona. Conocer los síntomas es fundamental para controlar los cambios hormonales y prevenir algunas enfermedades cardiovasculares, la osteoporosis e incluso el cáncer de mama.

¿Cuáles son los síntomas de la menopausia?

¿Cuáles son los síntomas de la menopausia?

  • Sangrados irregulares: La menstruación se desestabiliza por la mayor presencia de la hormona FSH, que estimula y regula el desarrollo del ovario, y la disminución de la progesterona, hormona que prepara el útero para la recepción del ovario fecundado. Se puede hablar con certeza de menopausia cuando el sangrado desaparece durante un período de 12 meses consecutivos
  • Los sofocos: las mujeres pueden sufrir durante el periodo en el que les desaparece la regla una intensa sensación de calor y ansiedad, provocados por el aumento de la circulación sanguínea en el cuello, la cara y el tórax. Un malestar mucho más probable si toman comidas copiosas, consumen alcohol o sufren cambios bruscos de temperatura.
  • Sobrepeso: Los cambios hormonales pueden producir un aumento de la grasa corporal, ocasionando cambios en la figura. Seguir unos hábitos de vida saludables como cuidar la alimentación y practicar deporte con frecuencia pueden ayudar a tener bajo control la figura.
  • El insomnio: El sueño se vuelve más ligero y menos reconfortante, además puede ir acompañado de sudoraciones. La acumulación de cansancio al no descansar bien también puede causar fuertes dolores de cabeza.
  • Cambios frecuentes en el estado de ánimo: La alteración en las hormonas fruto de la menopausia hace que algunas se sientan con menos energía. Además, estas alteraciones pueden causar también una falta de concentración, incluso cierta ansiedad, irritabilidad y agresividad.
  • Sequedad vaginal: La disminución de los estrógenos que se produce en la menopausia muchas veces ocasiona falta de lubricación en los tejidos vaginales, que provoca molestias en las relaciones sexuales, pérdidas de orina y, en algunos casos, cistitis.

Al llegar a la menopausia son más las mujeres que no acuden al médico que las que buscan ayuda. En concreto, 6 de cada 10 descartan la ayuda de un profesional para lograr un diagnóstico y tratar de aliviar de la mejor manera posible los síntomas, según la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM).Aunque no requiera un tratamiento concreto, siempre es bueno conocer la opinión de un médico que pueda valorar la situación y responder a posibles dudas, incluso en el caso necesario, establecer un posible tratamiento.