902 15 16 17
Nutrición

Los beneficios de la dieta mediterránea

El aceite de oliva, el pescado, los vegetales o los frutos secos son algunos alimentos indiscutibles de la dieta mediterránea, todo un clásico dentro del campo de la nutrición y la dietética. En definitiva, se trata de combinar de forma equilibrada una alimentación sana sin rechazar el placer de disfrutar de platos muy sabrosos, que aporten todos los nutrientes que necesitamos en nuestro día a día.

Los beneficios de la dieta mediterránea

La base de la dieta mediterránea se encuentra en los productos propios de los países que limitan con el mar Mediterráneo, sobre todo de los cultivados en España e Italia. En concreto, los alimentos de origen vegetal son imprescindibles, aunque no los únicos.

Se trata de una alimentación que no es muy restrictiva y que también incluye pescado, marisco, cereales o carne roja, eso sí, en menor cantidad y siempre a mediodía, durante la comida. ¿Cómo digeriremos la comida de la dieta mediterránea? El vino es el rey de la mesa en el Mediterráneo, siempre y cuando se consuma con moderación.

Beneficios de la dieta mediterránea para la salud:

  • Previene la obesidad: La amplia variedad de alimentos que integran la dieta mediterránea, unida a su bajo contenido calórico la hacen una opción perfecta para prevenir problemas con la báscula.
  • Reduce el riesgo de diabetes: Su alto contenido en hidratos de carbono y aceite de oliva contribuye a regular los niveles de glucosa en el organismo.
  • Propiedades anticancerígenas: Según un estudio del Centro Nacional de Epidemiología, el aceite de oliva, alimento rey de la dieta mediterránea, aumenta en un 30% la prevención del cáncer de mama. Además, el consumo de aceite de oliva y de alimentos ricos en Omega 3, como el pescado azul, previene el cáncer de colon.
  • Mejora el sistema cardiovascular: Los alimentos con bajo contenido en grasas saturadas, unidos a las grasas solubles presentes en el aceite de oliva, contribuyen a mejorar la circulación y prevenir el riesgo de sufrir problemas de corazón.

Todos estos beneficios de la dieta mediterránea fueron reconocidos en el año 2010 por la UNESCO, que la incluyó en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Así que, ¡no dudes en realizarla!