91 807 99 11
Nutrición

¿La cerveza engorda?

Vitaminas del grupo B, minerales y calcio, además de fibra y antioxidantes constituyen el contenido de una cerveza, una bebida alcohólica, no destilada, que se fabrica con granos de cebada germinados u otros cereales cuyo almidón es fermentado en agua con levadura y aromatizado con plantas como el lúpulo.

¿La cerveza engorda?

Un consumo moderado de cerveza puede contribuir a la prevención de enfermedades cardiovasculares, prevenir la aparición de enfermedades óseas gracias a su contenido en silicio y favorecer la prevención de la diabetes gracias a su contenido en fibra, polifenoles y minerales.

Además, y pese a algunos mitos populares, un consumo moderado de cerveza puede formar parte de una alimentación equilibrada, según el Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN).

Entonces, ¿la cerveza no engorda? La respuesta depende de cómo y en qué medida la bebas. Con o sin alcohol o en función de cualquiera de las variantes existentes. Su contenido calórico es menor que el de otras bebidas, por lo que puede aportarte muchos beneficios si tienes en cuenta estas consideraciones:

  • No más de dos cañas diarias: El consumo de cerveza debe ser de hasta 450 mililitros al día, en el caso de los hombres, y hasta 300ml para las mujeres. Ten en cuenta que estas cantidades varían en función de la persona, el estilo de vida de cada uno y también de si se ha incluido alguna otra bebida alcohólica en la dieta.
  • Si es sin alcohol, mejor: Mientras que la cerveza con alcohol contiene 90 kcal en una caña de 200 ml, la sin alcohol en esa misma cantidad aporta sólo 34 kcal.
  • Cuídate de las tapas: Beberte una caña no debería convertirse en la excusa perfecta para comerte un tentempié. Aunque sea tradición en buena parte de la gastronomía española, si te bebes una cerveza acompañada de comida, sus beneficios quedarán en un segundo plano.

Que el temor a lucir una barriga cervecera no te impida beneficiarte de las propiedades de esta bebida. Recuerda: Tomar una o, en el caso de los hombres, dos cañas al día, ¡no engorda y mejora el funcionamiento del organismo!