902 15 16 17
Nutrición

¿Dejar de fumar engorda? No con esta dieta

¡Atención fumadores! Se acabó el miedo a dejar el tabaco por coger unos kilos de más. El hábito de la nicotina provoca alteraciones peligrosas en el organismo y afectan a la salud cardiovascular, el sistema digestivo, el equilibrio psicológico o el funcionamiento del sistema respiratorio. Si estás intentando dejar de fumar, es recomendable practicar ejercicio de forma regular y seguir una dieta variada y equilibrada para contribuir a que la báscula no note los efectos de abandonar el tabaco.

¿Dejar de fumar engorda? No con esta dieta - Vivaz Seguros

¿Por qué tiendes a engordar?

Los cambios en los niveles de nicotina en el organismo provocan un aumento o reducción de peso, aunque consumas las mismas calorías, según la Universidad de Pittsburgh. De media, dejar de fumar engorda 4,7 kilos al cabo de un año, según un estudio del Instituto Catalán de Oncología, la Universidad de Barcelona y la Universidad de Sídney.

Además, la báscula se inclinará hacia delante al abandonar el tabaco por la influencia de otros factores como la mejora de las papilas gustativas al dejar de fumar, que te permite percibir mejor los sabores y el hábito psicológico de llevarte algo a la boca. En cualquier caso, el incremento de peso sobre todo se produce durante los primeros meses y dura, como mucho, un año.

¿Cuál es la dieta ideal para dejar de fumar?

  • Bebe mucho líquido: El agua y las infusiones aumentan tu sensación de saciedad. Evita las bebidas que asocies con el cigarrillo, normalmente el alcohol y el café porque, además, potencian la ansiedad.
  • Fruta entre horas: Constituye una buena opción para calmar el hambre con unas pocas calorías y aportar grandes nutrientes al organismo. Siempre que sea posible, elige una fruta entera en vez de un zumo, varía todo lo posible y opta, cuando puedas, por frutas de temporada.
  • Hidratos integrales: Aunque tu cuerpo te pida dulce, no sucumbas a la bollería. Sustitúyela por el pan, el arroz y la pasta con fibra vegetal, que reducen la entrada de glucosa en sangre.
  • Cuidado con las grasas: Los lácteos, mejor desnatados, y las proteínas animales más recomendadas: pescado azul, pavo o pollo. Además, es fundamental que no falten las legumbres en tu dieta.

Toma nota de estas pautas y conciénciate para dejar el tabaco de una vez. Fumar es la primera causa de muerte evitable en el mundo. Evidentemente, no es un camino de rosas, pero con voluntad y apoyado con la ayuda de un profesional, podrás superarlo sin engordar. ¡Que nada te frene!