902 15 16 17
Nutrición

¿Por qué las piezas de fruta son más sanas que los zumos naturales?

Dejémoslo claro: tomar zumos naturales de fruta no es lo mismo que comer una pieza de fruta entera. Un consumo excesivo de zumos de fruta se asocia a un aumento del riesgo de padecer obesidad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Por qué las piezas de fruta son más sanas que los zumos naturales?

¿Por qué son los zumos de fruta menos sanos?

  • Menor valor nutritivo: Al pelar y exprimir las frutas para elaborar el zumo, siempre pierden valor nutricional y antioxidantes. La piel puede contener vitaminas diferentes a las de la parte interior de la fruta y, al colar el jugo, se desaprovecha la pulpa, que contiene un importante aporte de fibra.
  • Hiperglucemia: Al despojar a la fruta del contenido en fibra que aportaría consumirla entera, el azúcar es absorbido más rápido por el organismo, lo que provoca un rápido aumento de azúcar en sangre, activando así la secreción de insulina.
  • Saciedad: Masticar la fruta aumenta la sensación de saciedad. Al cerebro le cuesta más interpretar que tienes que dejar de beber un zumo, que si comes una fruta y la tienes que masticar.
  • Más calorías: La cantidad de fruta necesaria para elaborar un zumo es siempre mucho más alta que si tomases la fruta entera. Por ejemplo, un vaso de zumo de naranja natural contiene de media tres naranjas exprimidas y rara vez una persona se toma tres naranjas seguidas para desayunar.

¿Cómo tomar fruta?

Los productos frescos como las frutas y las verduras son indispensables en una dieta saludable. Más aún si sigues estas recomendaciones:

  • Sin pelar, tanto la pulpa como la piel de la fruta contienen vitaminas y nutrientes.
  • Optar por las frutas de temporada, que estarán en plenitud de condiciones en el momento de consumirlas y, por lo tanto, aportarán más beneficios al organismo. Además de ser más económicas.
  • Comer fruta a primera hora del día o entre las comidas, el estómago en esos momentos está vacío por lo que el organismo puede aprovechar mejor los nutrientes.
  • Variar las frutas, el valor nutricional de una a otra puede cambiar de forma significativa.

Las propiedades de las que se priva a la fruta preparándola en zumo hacen que esta bebida no sea un sustituto perfecto de las piezas de fruta enteras. Aunque tomar un zumo puede resultar más apetecible que comer una fruta en el desayuno, recuerda siempre que una naranja es más sana que un zumo de naranjas.