902 15 16 17
Salud y Familia

Cirugía segura para el prolapso genital, cuando los órganos "se caen"

Presión o pesadez en la pelvis, sensación de un bulto vaginal, dolor en las relaciones sexuales, problemas para orinar (tanto de escape involuntario de orina como de chorro débil), sangrado vaginal… Si sufres alguno de estos síntomas puedes padecer un prolapso genital, una afección en la que los músculos, ligamentos y otras estructuras que sostienen el útero en la pelvis se han debilitado o ablandado haciendo que el útero se caiga hacia la vía del parto.

Cirugía segura prolapso genital - Vivaz Seguros

¿Cuáles son las causas?

El descenso de las paredes vaginales y de sus órganos vecinos es frecuente entre las mujeres que han tenido uno o más partos, sobre todo si estos han sido difíciles. Además, entre otros posibles factores que pueden provocar el prolapso vaginal está la genética, el envejecimiento, la falta de ejercicios que tonifiquen la musculatura pélvica y dolencias que aumentan la presión intra abdominal, como el estreñimiento y la tos crónica.

¿Qué puedo hacer si padezco prolapso vaginal?

Aunque hay factores que no se pueden modificar como el envejecimiento o la genética, sí que hay medidas de prevención para fortalecer el suelo pélvico, como tener atención especializada en el momento del parto, hacer ejercicios que aumenten el tono de la musculatura pélvica (ejercicios de Kegel), evitar el estreñimiento y la tos crónica, no cargar pesos exagerados y, sobre todo, controlar el peso.

Si el prolapso produce molestias y disminuye la calidad de vida, se pueden realizar diferentes intervenciones. En casos leves se puede devolver la firmeza a los tejidos del suelo pélvico con un procedimiento terapéutico en consulta, sin ingreso hospitalario, con la ayuda del láser de CO2.

Para casos más complejos, se pueden realizar diferentes cirugías muy efectivas, con una rápida recuperación y que mantienen su resultado en el tiempo. En algunas intervenciones, se extirpará el órgano que sobresale, como en el caso del útero y, en otros, se recolocará con ayuda de mallas que compensan el suelo pélvico debilitado.

Si crees que tienes algún síntoma de prolapso genital, deberías consultarlo con tu ginecólogo de tu seguro de salud Vivaz, que hará una explicación completa para diagnosticar el grado de prolapso e indicarte el tratamiento más adecuado a seguir.