Para vivir más y mejor llevar una vida saludable es fundamental.

Cuidar de ti y de los tuyos siguiendo estas recomendaciones tendrá un impacto muy positivo en salud.

Control del niño sano: cuáles son las revisiones y en qué consisten

Control del niño sano - Vivaz Seguros

Revisiones pediátricas recomendadas para controlar que tu niño está sano

¿Con qué frecuencia llevar al niño al pediatra? Seguir un control del niño sano es una preocupación para muchos padres, te aclaramos cuáles son las revisiones recomendadas y en qué consisten:

  • Recién nacido: La primera revisión se realiza entre el quinto y el décimo día de vida, cuando se abre la historia clínica del bebé con datos del embarazo, el parto y los antecedentes médicos de la familia. Además, se realiza la prueba del talón para la detección precoz de enfermedades metabólicas congénitas.
  • Primer mes: Se realiza una exploración física para comprobar la vista, el oído, el color de la piel y las mucosas, además de la cabeza y el cuello. En este momento también se analiza el desarrollo del niño mediante la anotación de los percentiles de peso y talla, y del sistema psicomotor.
  • Segundo mes: Se empiezan a probar los reflejos del niño y su respuesta a los estímulos, además arranca el calendario de vacunas, que durará hasta los 14 años. La inmunización frente a enfermedades infecciosas varía de una comunidad a otra, pero entre las imprescindibles están la vacuna del tétanos, la difteria y la Tos ferina. A los dos meses ya se puede administrar a los bebés con gastroenteritis, la vacuna rotavirus .
  • 4 – 24 meses: Se comprueba el desarrollo físico del niño y se valora el funcionamiento del sistema psicomotor.
  • 2-4 años: Las revisiones se centran en detectar problemas en el desarrollo del lenguaje y la pronunciación, en el caso de ser necesario algún tratamiento específico, el pediatra derivará al logopeda. Además, continúa la valoración del sistema psicomotor.
  • A partir de los 6 años: Se realizan pruebas centradas en la auscultación cardiopulmonar, el pulso y la medición de la tensión. En la pubertad (12 – 14 años), se realiza una exploración para valorar los cambios físicos (dientes, vista, oídos, crecimiento…) en los niños y niñas y se evalúa la madurez sexual.

Acudir al pediatra del cuadro médico para las revisiones pertinentes y seguir el calendario de vacunas es necesario para que el niño esté sano. ¡Sigue estas revisiones y mantén sanos a tus más pequeños!

Infografía: Control del niño sano

Código de inserción Infografía: Control del niño sano

desde
13'
95 €/mes
Con copago
2 meses gratis Me interesa