Para vivir más y mejor llevar una vida saludable es fundamental.

Cuidar de ti y de los tuyos siguiendo estas recomendaciones tendrá un impacto muy positivo en salud.

Diferencias entre la ecografía de mama y la mamografía

Diferencias entre ecografía y mamografía - Vivaz Seguros

Ecografía de mama y mamografía, ¿son términos utilizados para referirse a la misma técnica o existen diferencias? Ambos son estudios de imagen que permiten realizar un diagnóstico mediante la detección de posibles lesiones en las mamas.

La autoexploración es fundamental para la detección precoz de posibles enfermedades como el cáncer de mama, por lo que las mujeres deberían tener como rutina comprobar si sus pechos han cambiado de tamaño, color o forma. Además, debe incluirse la palpación de la región axilar. Esta autoexploración debería hacerse delante de un espejo con los brazos levantados y luego en reposo. También es recomendable palparse las mamas con la mano contraria en cada caso, en pequeños movimientos circulares con la yema de los dedos, de arriba abajo y de izquierda a derecha, en posición tumbada, sentada y de pie. En el momento de notar algún cambio, se debe acudir cuanto antes a un especialista.

Además de la autoexploración, es muy importante realizar pruebas de diagnóstico precoz como las mamografías y ecografías. ¿Cuándo realizar cada una?

  • Mamografía: técnica utilizada para la detección precoz del cáncer de mama, al permitir detectar las microcalcificaciones, uno de los primeros signos de esta enfermedad. Se realiza mediante rayos X con una intensidad de radiación baja, colocando la mama en la unidad de mamografía y comprimiéndola de manera gradual, por lo que puede ser un poco molesta. El mejor momento de realizarla es una semana después de haber tenido la regla, para evitar que los pechos estén demasiado hinchados.
  • Según la Asociación Española contra el cáncer se recomienda realizar el screening de cáncer de mama en aquellas mujeres de mayor riesgo, cuya edad está comprendida entre los 50 y 65 años con una frecuencia bianual. Y en mujeres entre los 40 y 45 años puede ser aconsejable si existen factores de riesgo elevado como el genético. Hay que tener en cuenta que la mamografía es menos sensible en mujeres con mamas densas como ocurre en el grupo de mujeres jóvenes.
  • Ecografía: prueba complementaria tras detectar una lesión en una consulta ginecológica o posterior a la realización de una mamografía en la que se requiera del mismo para concluir el diagnóstico. Esta técnica es más recomendada para mujeres con mamas densas, que suelen ser las mujeres jóvenes. La prueba se realiza con un aparato llamado transductor, mediante la transmisión de ondas sonoras al tejido mamario y se proyecta una imagen en una pantalla. Este estudio no causa ninguna molestia en el paciente. También, está indicada para biopsias de mama, como guía de la aguja.

Importante mencionar que el ultrasonido no sustituye la mamografía, ésta sigue siendo la principal prueba diagnóstica en cuanto a detección de cáncer de mama.

Te recomendamos acudir a la consulta con tu ginecólogo de Vivaz si aún no lo has hecho, ponerle al día de tus antecedentes familiares de cáncer de mama u ovarios, por si es necesario adelantar estas pruebas a la edad habitual. La salud es lo más importante.