902 15 16 17
Salud y Familia

Impotencia masculina

La impotencia masculina o disfunción eréctil es un tabú que muchos no quieren tratar por miedo o vergüenza y que siempre ha estado vinculado a todo tipo de mitos.

Impotencia masculina - Vivaz Seguros

¿Qué es la impotencia masculina?

Se trata de la incapacidad de los hombres para conseguir o mantener una erección que permita una relación sexual satisfactoria. Se habla de disfunción eréctil cuando no es solo un hecho puntual sino que se repite durante un periodo de como mínimo 3 meses. El Servicio de Salud del Reino Unido ( National Health System), estima que "la mitad de todos los hombres de entre 40 y 70 años lo sufrirán en algún grado".

La impotencia sexual masculina es un problema que si no se trata a tiempo puede llegar a afectar a las relaciones sociales con la pareja, la familia e incluso el entorno social y laboral. Sin embargo, un alto porcentaje de los casos se puede solucionar con un tratamiento sencillo y poco invasivo.

Eso sí, la impotencia masculina debe diferenciarse siempre de otros problemas sexuales, como pueden ser las alteraciones de la eyaculación (prematura, retrasada o ausencia de eyaculación), la falta de deseo o los trastornos durante el orgasmo.

¿A qué se debe la impotencia masculina?

  • Malos hábitos: el consumo de alcohol, tabaco y sustancias tóxicas provoca alteraciones en el sistema reproductor por los efectos nocivos sobre el sistema nervioso central.
  • Enfermedades crónicas: la diabetes o la hipertensión son también factores de riego para sufrir la impotencia masculina.
  • Problemas psicológicos: el estrés, la ansiedad, el exceso de trabajo, e incluso la depresión pueden afectar a la capacidad de erección, por la falta de confianza o la insuficiencia de energía.

Dentro de la impotencia o disfunción eréctil masculina, hay varias tipologías:

  • Impotencia psíquica:

    el pene no presenta ningún problema físico, la falta de reflejos sexuales aparece por problemas derivados de la depresión, la ansiedad o el insomnio, por citar algunos posibles casos.
  • Impotencia generandi:

    incapacidad reproductiva, aunque se produzca la penetración.
  • Impotencia coeundi:

    impotencia sexual o falta de erección para mantener un coito.
  • Impotencia erigerandi:

    incapacidad para lograr la erección del pene.

¿Existe algún remedio?

Para disminuir o prevenir posibles problemas relacionados con la impotencia sexual masculina es aconsejable seguir hábitos de vida saludables, como la práctica de deporte y una dieta variada y equilibrada. Ante un problema continuado, la solución es visitar al urólogo que realizará las pruebas oportunas para identificar si existe un problema y en función del diagnóstico propondrá el tratamiento más adecuado.

¿Quién trata la disfunción eréctil?

La primera consulta es aconsejable hacérsela al médico de cabecera pero es el urólogo, el especialista en la materia quien realizará el estudio y determinará el tratamiento más adecuado. Consulta el cuadro médico de Vivaz y elige experto