Para vivir más y mejor llevar una vida saludable es fundamental.

Cuidar de ti y de los tuyos siguiendo estas recomendaciones tendrá un impacto muy positivo en salud.

Pérdida de memoria y concentración: cuáles pueden ser las causas y cómo mejorar

Pérdida de memoria y concentración: causas y cómo mejorar

A muchas personas les preocupa tener mala memoria y concentración, ya que normalmente tendemos a pensar que puede ser señal de enfermedades serias como el alzhéimer, pero nunca más lejos de la realidad. Muchas otras situaciones pueden producir pérdidas de memoria y falta de concentración tanto a corto plazo (recuerdos recientes) como a largo plazo (recuerdos antiguos), manifestándose de forma progresiva o repentinamente.

Estos problemas se presentan a través de síntomas como el olvido de las cosas diarias e inmediatas, incapacidad de realizar una tarea durante un tiempo prolongado, hacer las mismas preguntas constantemente, despistarse con cualquier cosa, olvidar palabras conocidas al hablar, perderse por un sitio conocido, colocar objetos en lugares inapropiados, sentirse distraído cuando alguien habla, cambios inesperados en el estado de ánimo, etc.

Pero, ¿cuáles son las causas? Son varios los motivos por los que podemos experimentar algunos de estos síntomas, por lo que es necesario consultarlo con un profesional cuando aparezca el primero. Si quieres acudir a un especialista en concreto, calcula el precio de un Seguro Médico y no dudes en pedir tu cita.

Causas de la pérdida de memoria

  • La edad: Con el paso del tiempo, nuestro cuerpo sufre cambios y también lo hace el cerebro. Al envejecer, a muchas personas les cuesta más aprender cosas nuevas, no recuerdan cierta información tan bien como antes o tienen muchos pequeños despistes. También hace aparición la demencia senil, que produce pérdidas de memoria.
  • Problemas emocionales: El estrés, la ansiedad y las emociones intensas, como la ira, pueden hacer que centremos nuestra atención en esos estímulos amenazantes y restemos importancia al resto de cosas que nos rodean, provocando olvidos, descuidos y desconcentración. La depresión o el estrés postraumático son algunas de las causas más comunes de pérdida de memoria a corto plazo. Cuidar nuestra salud mental es primordial, por este y por muchos otros motivos.
  • Mala alimentación: Una dieta poco saludable que no nos aporte la cantidad necesaria de vitaminas B1, B6 y B12 puede causarnos problemas de memoria y concentración, pues estas vitaminas nos ayudan a mantener saludables las células nerviosas y los glóbulos rojos.
  • Falta de sueño: Durante las horas de descanso, el cerebro almacena los recuerdos y activa el sistema glinfático para eliminar todos los desechos que se encuentran en el cerebro y así mantener el funcionamiento óptimo del sistema nervioso central cuando estás despierto. Si el sistema glinfático no puede hacer su trabajo correctamente, el cerebro no será tan efectivo para recordar las cosas al día siguiente.
  • Consumo de alcohol y drogas: El consumo excesivo de alcohol y drogas provoca deficiencia de la vitamina B1, lo que aumenta la falta de concentración y la pérdida de memoria. Algunos medicamentos también pueden tener efectos secundarios que pueden afectar a la memoria, sobre todo los antidepresivos, ansiolíticos o pastillas para dormir. Por estas razones, mezclar alcohol y drogas con medicamentos podría agravar los problemas.

Consejos para combatir la pérdida de memoria

Ciertamente encontramos varios hábitos que pueden ayudarnos a mejorar la falta de concentración y la pérdida de memoria:

  • Establece hábitos saludables: Seguir una dieta completa y equilibrada, descansar las horas suficientes y tener un sueño reparador, evitar el consumo de alcohol y drogas, realizar ejercicio o tener una vida social sana son algunas de las rutinas más importantes que nos indican los especialistas.
  • Entrena el cerebro: El cerebro es un músculo y para que se mantenga en forma hay que entrenarlo, por eso con las actividades de entrenamiento cerebral le ayudaremos a fortalecer las conexiones neuronales para que sean más resistentes al deterioro. Leer, escuchar música y juegos como el ajedrez, las cartas o el sudoku estimulan la capacidad de atención, percepción, memoria, decisión y acción.
  • Organiza tus actividades: Hacer listas de todas las tareas que tienes que llevar a cabo o un calendario con todas tus citas u otros eventos es una gran ayuda contra la pérdida de memoria. Actualizar esas tareas y citas marcándolas como ya realizadas o como pendientes te podrá ayudar a recordar información. Además, evita hacer muchas cosas a la vez, para recordar más tarde lo que tu cerebro está reteniendo. También puedes reservar lugares para guardar objetos concretos, por ejemplo, dejar las llaves siempre al lado de la puerta, o las gafas junto a la cama.
desde
13'
95 €/mes
Con copago
2 meses gratis Me interesa