Para vivir más y mejor llevar una vida saludable es fundamental.

Cuidar de ti y de los tuyos siguiendo estas recomendaciones tendrá un impacto muy positivo en salud.

Piel atópica? Los principales cuidados y recomendaciones de especialistas

Piel atópica: ¿Tienes la piel así? Principales cuidados y tips

La piel atópica es una enfermedad que se relaciona con las dermis más secas. Es precisamente ese aspecto y textura áspera la que provoca descamación, irritación y picores. Es una patología muy frecuente en bebés y en niños, aunque también afecta, en menor medida, a los adultos.

La piel atópica deriva principalmente en dermatitis atópica. Una de las principales causas es la predisposición genética, aunque es cierto que hay algunos factores que pueden agravar la enfermedad. El frío es uno de los grandes enemigos de la piel atópica, pero también pueden afectar algunos factores alimenticios, alérgicos e incluso determinadas prendas de ropa de baja calidad.

También, en el caso de los adultos, la dermatitis atópica puede aparecer o agravarse después de cuadros de estrés durante largos periodos de tiempo. Y aunque, en la mayoría de los casos, es una patología que no se puede prevenir, sí se puede controlar y realizar algunos cuidados básicos para reducir los brotes

¿Cómo cuidar la piel si tienes dermatitis atópica?

Cuidar la piel a diario es fundamental si padeces dermatitis atópica. Sin embargo, es muy importante consultar con un profesional en dermatología antes de comenzar cualquier tratamiento o de utilizar un nuevo producto. Un uso incorrecto o la presencia de componentes perjudiciales para la piel atópica podría provocar lesiones mucho más graves.

Ahora bien, la higiene diaria es uno de los puntos más importantes. Los expertos recomiendan utilizar un gel suave y que esté completamente libre de productos agresivos. En definitiva, deben limpiar, pero en absoluto resecar la dermis. También deben estar formulados para proteger la barrera cutánea de la piel, así como para mantenerla nutrida e hidratada. Un consejo muy importante es evitar al máximo posible las duchas con agua demasiado caliente, ya que eso podría causar el efecto contrario.

A continuación, después de la higiene, la manera de secar la piel también es sumamente importante. Se debe hacer siempre con toallas de buena calidad, mejor de algodón, y con toques suaves. Frotar excesivamente puede provocar descamación, así como una mayor irritación y picor.

La hidratación, por supuesto, es otro de los puntos claves. Lo más recomendable es decantarse por una crema hidratante apta para la dermatitis atópica y, en el caso de niños con piel atópica, elegir una hidratante recomendada para su edad

En consonancia con esto, se debe mantener la piel hidratada o humectada durante todo el día. Para ello, se recomienda aplicar una loción, crema o ungüento, como puede ser la vaselina, entre dos y tres veces al día. Eso sí, todos los productos deben estar completamente libres de perfumes, alcohol o cualquier otro químico

¿Qué debo evitar si tengo dermatitis atópica?

Igual que hay recomendaciones de los profesionales de la salud que mejoran la piel atópica, también puedes hacer algunos cambios en tu rutina diaria. De esta manera, aunque en líneas generales no se prohíbe consumir ningún alimento, hay algunos que pueden tener más riesgos. Lo más acertado es consultar siempre con un médico o pediatra para vigilar qué comidas pueden contribuir a desencadenar un brote.

También es importante evitar, en la medida de lo posible, las prendas sintéticas o de lana, que son más propicias a provocar reacciones alérgicas. Y estrechamente ligado con esto, abrigarse más de la cuenta durante el invierno puede ser contraproducente. La sudoración excesiva y los cambios bruscos de temperatura pueden empeorar la piel atópica.

Y, por último, se recomienda también tener un ambiente húmedo en casa. La sequedad en el ambiente también se refleja en la piel. Esto se puede conseguir fácilmente mediante humidificadores, unos pequeños dispositivos que regulan el aire de tu hogar.

La mejor alternativa siempre es consultar con profesionales que establezcan el mejor tratamiento para la dermatitis atópica. Por eso, ofrecemos el seguro de salud Vivaz Especialistas para vivir cada etapa de tu vida con la mayor tranquilidad.

desde
13'
95 €/mes
Con copago
2 meses gratis Me interesa