Para vivir más y mejor llevar una vida saludable es fundamental.

Cuidar de ti y de los tuyos siguiendo estas recomendaciones tendrá un impacto muy positivo en salud.

¿Cuáles son los síntomas de bacteria Helicobacter pylori?

¿Cuáles son los síntomas de la bacteria Helicobacter pylori?

Conocer los síntomas de la Helicobacter es la mejor manera de poder determinar si estamos ante la presencia de esta bacteria, y tomar medidas para tratar esta afección en nuestro organismo. Algo que siempre debemos hacer con la correspondiente supervisión de un especialista en el aparato digestivo.

¿Qué es la Helicobacter pylori?

Se trata de una bacteria que crece en la mucosa que recubre la parte interior del estómago, y que puede generar infecciones.
En condiciones normales, los ácidos del estómago impiden la proliferación de bacterias, pero la H. Pylori puede llegar a neutralizar la acidez en su entorno más local (no en todo el estómago) y sobrevivir. Además, esta bacteria con forma de espiral es capaz de penetrar en la mucosa del estómago y así "esconderse" de la acción del sistema inmunitario. Precisamente porque esta bacteria puede eludir la respuesta inmunitaria localizada, es difícil de eliminar.

¿Cómo se contrae esta bacteria?

La transmisión suele darse de persona a persona, por contacto boca a boca, por contacto con materia fecal, con vómitos, o con comida y agua contaminada. Por su particular forma de transmisión, lo más habitual es que la H. pylori pase de un sujeto a otro durante la infancia y, una vez en el organismo de una persona, permanece allí durante toda su vida.

Síntomas Helicobacter

Es bastante frecuente que la gran mayoría de las personas que tienen esta bacteria en su cuerpo no lo sepan, porque no suele causar síntomas evidentes. A día de hoy, la medicina no ha podido determinar por qué algunas personas no presentan síntomas y otras sí, pero parece que se debe a una mayor resistencia natural a sus efectos nocivos.
Cuando se hacen patentes, los síntomas de la Helicobacter están relacionados con la úlcera péptica o con la gastritis:

  • Ardor de estómago.
  • Dolor estomacal que se vuelve más agudo cuando el estómago está vacío.
  • Náuseas.
  • Pérdida del apetito.
  • Eructos frecuentes.
  • Hinchazón del abdomen.
  • Pérdida involuntaria de peso.

Las complicaciones relacionadas con esta bacteria pueden dar lugar a:

  • Úlceras estomacales.
  • Daños en la mucosa protectora del estómago y en el intestino delgado.
  • Inflamación en la mucosa del estómago.
  • Irritación e hinchazón (gastritis).

Helicobacter pylori y cáncer de estómago

Uno de los síntomas de la Helicobacter es la gastritis. Cuando esa inflamación del estómago se prolonga en el tiempo, se convierte en una gastritis atrófica que disminuye el grosor del revestimiento del estómago. Aunque esto no es una causa directa de cáncer, sí se sabe que puede llegar a tener relación con la aparición con el cáncer gástrico.

¿Cómo se diagnostica una infección por H. pylori?

Análisis de sangre

Esta prueba mide la cantidad de anticuerpos que tiene el organismo frente a la bacteria. Si no hay infección, no habrá anticuerpos, lo que nos indica que la bacteria no es la causa del problema.

Prueba del aliento

Una de las características de esta bacteria es que puede convertir la urea en CO2, por lo que puede detectarse su presencia a través de la respiración.

Prueba de heces

En este caso la detección de antígenos se lleva a cabo a través de una muestra de heces del paciente.

Endoscopia

Esta prueba permite examinar el revestimiento interior del estómago y parte del intestino delgado, para ver si existe algún tipo de úlcera u otro daño.

Tratamiento de la Helicobacter pylori

Ante los síntomas de la presencia de esta bacteria en el organismo, lo mejor es acudir al especialista lo antes posible. Este recetará antibióticos para tratar la infección y otros medicamentos para calmar el dolor. Tomando la medicación de manera rigurosa, el paciente debería notar la mejoría en tan solo unos días.
Además, se aconseja tomar comidas para Helicobacter que se sabe que son beneficiosas, como las legumbres, o las frutas y verduras hervidas.
Los síntomas de la Helicobacter se pueden llegar a confundir con otras patologías gastrointestinales. Por eso, es necesario un diagnóstico rápido y eficiente. Lo mejor en estos casos es tener un seguro de salud sin carencia con el que no haya que esperar para realizarse pruebas, como el que tenemos para ti en Vivaz.

desde
13'
95 €/mes
Con copago
2 meses gratis Me interesa