Para vivir más y mejor llevar una vida saludable es fundamental.

Cuidar de ti y de los tuyos siguiendo estas recomendaciones tendrá un impacto muy positivo en salud.

Uso de desinfectante: tipos y procedimientos

Uso de desinfectante: tipos y procedimientos

Vivimos una época en la que se valora más que nunca mantener las mayores medidas de higiene y prevención. Por este motivo, resulta esencial conocer las diferentes opciones de desinfección a nuestro alcance, así como sus distintas aplicaciones.

En Vivaz queremos ayudarte a conocer algunos de los usos y procedimientos del desinfectante para que así puedas disfrutar de la mayor seguridad estés donde estés.

¿Por qué es tan importante la desinfección?

Si de algo ha servido la crisis del coronavirus ha sido para poner de manifiesto la importancia de la desinfección a la hora de prevenir contagios. Un desinfectante es una sustancia cuya acción sirve para eliminar posibles gérmenes, bacterias o virus que se encuentran en una superficie. Si bien existen maneras de desinfectar nuestro propio cuerpo, normalmente los tipos de desinfectantes empleados para esta finalidad son mucho menos agresivos para que no afecten a la piel y al organismo.

Gracias a los desinfectantes, podemos eliminar microorganismos de las superficies que tocamos a menudo, minimizando así el riesgo a contraer enfermedades. Los desinfectantes se emplean tanto en pequeñas como en grandes superficies, así como en locales comerciales y en consultas médicas. El empleo de un desinfectante u otro dependerá, en gran medida, del tipo de actividad que se realice en el sitio y del grado de riesgo a posibles contagios.

¿Qué tipos desinfectantes hay?

En el caso del COVID-19, desde el principio se ha remarcado la importancia de las medidas de higiene y desinfección para poner freno a los contagios. Para ello, ha sido muy importante la concienciación de la población, que ha introducido de forma habitual el lavado de manos con agua y jabón. Este método es, en el caso del coronavirus, totalmente efectivo a la hora de desinfectar las manos. En caso de no disponer de agua y jabón, como alternativa tenemos las soluciones hidroalcohólicas, que contengan un porcentaje mínimo de alcohol del 60% y que cumpla la Norma UNE-EN 14476:2014+A1:2015.

Elegir un desinfectante para limpiar determinadas superficies dependerá del uso que éstas tengan. Por ejemplo, la lejía es un desinfectante clorado muy eficaz y empleado en diferentes superficies -como locales comerciales o en el propio hogar-. Se puede utilizar en suelos y en determinados mobiliarios -por ejemplo, en la cocina y en el baño-, aunque no es compatible con plásticos y metales. La lejía siempre mezclada con agua fría, ya que en agua caliente no aumenta su poder desinfectante y puede producir gases perjudiciales para el ser humano. Se recomienda ventilar cuando se desinfecte. En los ambientes donde se requieren medidas más severas de desinfección -como en contextos sanitarios- se emplea el amonio cuaternario, con un grado de toxicidad ambiental bajo. Eso sí, su uso siempre estará determinado por el tipo de escenario y necesidad de control para evitar riesgos.

Vivaz, garantía de salud

Además de tener presentes los diferentes métodos de desinfección, es esencial contar con un seguro de salud que te proporcione seguridad y confort, incluso en los tiempos de mayor incertidumbre. Para ello, tu mejor opción es confiar en Vivaz, tu seguro inteligente. Disfrutar de todos los beneficios de contar con los mejores profesionales al servicio de tu salud es posible.

Para calcular tu seguro médico es muy sencillo: tan sólo tienes que pulsar en "Calcula tu precio" o haz clic en "Te llamamos gratis" y nos pondremos en contacto contigo para resolver todas tus dudas. También nos encontrarás en el teléfono 91 807 82 14.