902 15 16 17
Familia

Deportes para hacer en familia

La televisión, los móviles y las videoconsolas están contribuyendo a crear cada vez más niños y adolescentes con hábitos sedentarios. En concreto, el 85% de los pequeños no realiza ninguna actividad física al día, según Fundación Española del Corazón (FED).

Deportes para hacer en familia

Realizar actividades físicas de manera regular ayuda a prevenir la obesidad, la hipertensión o la diabetes, enfermedades que afectan a adultos, pero cada vez más a jóvenes y niños. Los menores que practican deporte de forma regular crean un hábito desde la infancia que les motivará a seguir estando activos cuando crezcan, por lo que es importante que los padres fomenten que sus hijos hagan deporte desde pequeños

A continuación, te damos algunas ideas de deportes que podéis practicar en familia para que tus hijos comprueben que hacer ejercicio es divertido además de saludable:

1. Rutas en bici: La bicicleta es uno de los elementos más vinculados con la niñez. ¿Quién no recuerda los largos paseos de verano en bici? Pedalear es un ejercicio muy completo, que mejora en gran medida la coordinación.

2. Matronatación y natación: La natación es uno de los primeros deportes que puede practicar un bebé. El contacto de los pequeños con el agua puede ser muy gratificante al recordarles el útero materno. Aparte de la importancia de que los niños aprendan a nadar pronto, para evitar accidentes en el agua, la natación es una actividad divertida para practicar en familia.

3. Patinaje: Patinar es un deporte barato al no requerir de mucha equipación. En muchos casos, serán los niños los que ayuden a los mayores a mantenerse en pie sobre los patines, ya que los pequeños manejan mejor el equilibrio.

4. Esquí: Muy relacionado con el equilibrio también está el esquí, un deporte muy familiar. La mayoría de las estaciones de esquí cuentan con escuelas para niños e instalaciones para disfrutar padres e hijos todos juntos.

Practicar deporte en familia contribuye a que mayores y pequeños pasen más tiempo juntos y a crear una afición común. La pregunta del millón: ¿de dónde sacamos el tiempo? Partir de una buena planificación para no caer en las prisas del día a día es vital. Organización, organización y organización: es la única manera de evitar que la pereza nos lleve a una alternativa más cómoda y poco saludable.