Las recetas
saludables de
Juan Revenga

Muslos y alas de pollo al horno diferentes

Receta muslos y alas de pollo al horno diferentes por Juan Revenga - Vivaz Seguros
raciones
Preparación 10'
Total 120'

Las recetas
saludables
de Juan Revenga

Ingredientes

2 Traseros de pollo
4-6 Alitas de pollo
3 Dientes de ajo
1 Vaso de caldo de pollo
½ Vaso de vino blanco
1 Limón
2 Patatas
Tomillo
Romero
Pimentón ahumado
Aceite de oliva

Preparación:

Precalienta el horno a unos 190-200ºC.
Mientras, coloca las piezas de pollo en una fuente de horno, con la piel hacia arriba, y alíñalas: vierte medio vaso de vino por encima, medio vaso de caldo de pollo y añade el tomillo, el romero y el pimentón. Además, incluye tres dientes de ajo sin pelar y medio limón cortado en gajos y con su piel.

Introduce la fuente en el horno y mantén durante 45 minutos. Pasado ese tiempo, saca la fuente, da la vuelta a las piezas y añade más vino y caldo según necesite. Mantenlo en el horno otros 45 minutos.

Pasado ese tiempo, dales otra vez la vuelta a las piezas (de nuevo con la piel hacia arriba) y sube la temperatura del horno hasta los 240ºC, pon el ventilador y el grill durante 5minutos.

Para las patatas
Pela y lava dos patatas. Córtalas en rodajas de medio centímetro de grosor. Ponlas encima de una bandeja de horno con papel sulfurizado. “Pinta” las rodajas con aceite de oliva y añade las especias que más rabia te dé.

Cuando el pollo haya pasado sus primeros 45 minutos en el horno, mete la bandeja de horno con las patatas en la parte superior del horno.

Saca las patatas, añade sal al gusto y sírvelas en una fuente junto al pollo.

A tener en cuenta

• El pollo al horno es una receta muy agradecida, en especial cuando se hace por piezas (el único inconveniente es que, de vez en cuando hay que darles la vuelta a esas piezas).

• La receta se presta al uso de infinidad de especias, el tomillo y el romero son dos de las más recurridas, pero puedes probar con las que más rabia te den.

• Si te fijas, el tiempo de asado en el horno es relativamente largo, pero el tiempo en el que hay que invertir preparando o manipulando ingredientes es mínimo.

• Si dependiendo de cada horno ves que la fuente de horno se va quedando seca o tiene poca salsa, ve añadiendo más caldo de pollo.

Compártela: