Para vivir más y mejor llevar una vida saludable es fundamental.

Cuidar de ti y de los tuyos siguiendo estas recomendaciones tendrá un impacto muy positivo en salud.

Las frutas que no engordan

Las frutas que no engordan - Vivaz Seguros

¿Alguna vez te has planteado si la fruta engorda? Cualquier dieta saludable incluye entre los alimentos imprescindibles un buen número de frutas, pero no todas son iguales, no sólo por su sabor sino el valor energético que de unas a otras varía considerablemente. Aprende a elegirlas en función de tu dieta.

¿Cuáles son las frutas con menos calorías?

Sandía: Por su gran cantidad de agua es la mejor aliada para hidratar el cuerpo. A pesar de sus 7’5 gramos de hidratos y sus 6 gramos de azúcares, proporciona unas 16 calorías en 100 gramos, lo que no está nada mal para dar al cuerpo fuerza en determinados momentos. Además, como tiene tanta agua, llena el estómago rápido, ¡con un par de rodajas ya estamos satisfechos!

Pomelo: Su aporte calórico está algo por encima de la sandía, pero sigue siendo muy bajo. 100 gramos de pomelo sólo aportan 25 calorías. Este cítrico es un buen aliado en desayunos y meriendas porque, además de su bajo aporte calórico, es fuente de calcio, vitaminas A B y C, hierro y fósforo.

Papaya: Esta fruta exótica es una de las que menos calorías tiene. En concreto, 25 en cada 100 gramos. Uno de sus principales beneficios es el alto contenido en fibra y agua, que ayudan a digerir correctamente las proteínas. También es rica en vitamina C, ácido fólico, potasio, vitamina A, vitamina E y vitamina K.

Granada: Contiene 31 calorías en 100 gramos y aporta una gran cantidad de magnesio y de vitamina A, B y C. Esta fruta, típica del otoño, ofrece muchas posibilidades para tomarla: en zumo, como ingrediente de una ensalada o al natural.

Fresa: Por sí solas suman 34 calorías por 100 gramos, una cantidad bastante baja. Asimismo, favorece la circulación sanguínea y ayuda a reducir el apetito.

Melón: Contiene 35 calorías por cada 100 gramos. Se diferencia de otras frutas por su sabor dulce y refrescante en verano. También aporta vitamina A y E y una gran cantidad de fibras y minerales. Al igual que la sandía, al estar compuesto por un 90% de agua, sacia rápidamente, por lo que es ideal para perder peso.

Inforgrafía: Las frutas que no engordan - Vivaz Seguros